Resumen del año

Las 10 canciones nacionales del año de Kristel Latecki

Llegó el momento de repasar la música que nos dejó este 2017 que va terminando y en Metrónomo decidimos hacerlo con las canciones que definieron el año. Para ello, invitamos a algunos colegas y referentes del periodismo musical de nuestro país a que hicieran lo mismo y lo compartieran con nosotros. La consigna fue “Los diez temas nacionales que definieron el año” y no necesariamente debía existir un orden de preferencia. Durante esta semana iremos repasando las diferentes listas, además de la nuestra.
Desde ya, agradecemos eternamente a los colegas que brindaron su tiempo y conocimiento para este repaso.


  • Kristel Latecki 

    Es periodista musical. Trabajó para El Observador en el área de espectáculos y colaboró para medios internacionales.

    En 2016 editó el libro “Nos íbamos a comer el mundo. 20 años de rock en Uruguay (1990 – 2010)”, ganador del Premio Graffiti a Mejor Libro Sobre Música Uruguaya.

    Este año lanzó PiiiLA, un sitio de información musical uruguaya e internacional con énfasis en la escena emergente.

  • Casas unidas – Alfonsina
    Ya con el primer corte de Pactos te dabas cuenta que se venía un disco diferente, personal, creativo y con ánimos de experimentación. Pero para mí la confirmación fue llegar al track 4 y escuchar Casas Unidas. La combinación del teclado y la guitarra del arranque, la batería sincopada, y la voz de Alfonsina y Fede Lima (en un registro más bajo que siempre) en el estribillo, la hacen una de las más grandes y fractalmente bellas canciones del disco, y del año. 

    Cuando es volar y cuando es caer – Franny Glass
    Algo similar pasa con Cuando es volar y cuando es caer de Franny Glass. Su quinto disco, Desastres Naturales, lo encuentra a Gonzalo Deniz en un momento de experimentación con sonidos más electrónicos y decididamente más poperos. Pero en este tema en particular esos elementos nuevos no están presentes, y la novedad pasa por el formato de la canción: un vals que evoluciona hacia una catarsis liberadora. Si la canción comenzó volando, el final lo encuentra en una hermosa caída libre a toda velocidad.

    En la nave – Los Nuevos Creyentes
    El Sonido Bendito de Los Nuevos Creyentes es un disco que pasa por diferentes estados y momentos, y que tiene una gran calidad al utilizar sonidos del pasado con una sensibilidad del presente. En la nave es en realidad uno de los momentos más pop si se quiere, de un trabajo que es más que nada de rock psicodélico y garagero. Es una balada preciosa, donde la voz de Matías Singer le pone emociones diferentes a cada pasada del verso.

    https://losnuevoscreyentes.bandcamp.com/track/en-la-nave

    Lo que la gente espera – Dostrescinco
    El primer corte de difusión del último disco Dostrescinco le puso los puntos a las ies en lo que críticas y comentarios del público refiere. Los arreglos de vientos son un los que levantan a este tema y lo sacan del montón, así como también el verso de Bruno Cammá y sus rimas internas. Nunca se puede satisfacer a todo el mundo, pero creo que todos estarán de acuerdo que Lo que la gente espera es un excelente tema.


    Mi hijo Ernesto, El Hombre Lobo – Las Valerias

    El segundo disco del dúo conformado por Flavio Lira y Fede Morosini es conceptual. En cada canción cuentan una historia contemporánea de monstruos de cuentos de terror. Entre sus excelentes melodías todas tienen un guiño de humor, pero Mi hijo Ernesto, El Hombre Lobo se destaca, poniendo el foco narrativo en una madre que descubre que su hijo no está pasando por la clásica transformación de la adolescencia, sino una peor. Es divertida y pegadiza, una combinación irresistible.
    https://lasvalerias.bandcamp.com/track/mi-hijo-ernesto-el-hombre-lobo

    Tambor del cosmos – Campo
    Tambor del cosmos, tema que abre el disco de igual nombre, revela la intención detrás del segundo disco de Campo: la búsqueda de una espiritualidad a través de la música. Es una cumbia lenta, donde la voz de Gustavo Santaolalla aparece como una deidad, recibida por un coro ritual que aparece en el estribillo. Suena a un pasado ancestral y un futuro sincrético y latinoamericano.

    Tebas – Dani Umpi
    Dani Umpi tiene en su haber muchísimos hits bailables y pegadizos, con tintes de humor y la medida justa de dramatismo. Tebas es la más reciente incorporación a su catálogo. Es un hasta luego y no una despedida, un ritmo imparable, un estribillo de preciosa poesía y una coda aún más celebratoria. Lechiguanas fue un regreso necesario de Dani y una demostración de que lo suyo mejora con los años.

    Temporal – Las Cobras
    Las Cobras son sin dudas los debutantes del año. Desde Canelones el dúo hizo un disco que enseguida fue captado por el sello inglés Fuzz Club y llegó a lugares recónditos de este planeta. Temporal, el tema que le da nombre al disco, llega recién al final. Pero con 7 minutos es la pieza fundamental. Su psicodélica mántrica y oscura se acerca como una densa tormenta que se va armando en el cielo. Escuchás los truenos pero la lluvia no cae todavía. Temporal es la calma previa.

    Turto – Buenos Muchachos
    En el nuevo disco de los Buenos Muchachos las canciones se desarrollan casi como una pieza única. Pero entre ellas Turto tiene algo especial. En este trabajo donde cada instrumento aparece y sale de escena con una perfección guionada, cada participación cobra mayor importancia. Aquí el peso dramático recae en el grito de Pedro Dalton en forma de estribillo, y en el atrapante solo de guitarra doblado con teclados y respondido por saxos. Es una canción inspirada e inspiradora.

    Viva la joda – Los Zalvajes
    Siempre está bien contar con un poco de desparpajo y despreocupación juvenil, y Los Zalvajes tienen de sobra. Con un esqueleto lo-fi y vestido por un danzante teclado, el tema que abre su disco Están Padentro ofrece, como dice su título, un momento de liberación distorsionada y sobre todo, diversión.

    https://zalvajes.bandcamp.com/track/viva-la-joda

Posted in: